Image
Utilización del procedimiento negociado sin publicidad ex artículo 173 e) TRLCSP para la adquisición de activos mobiliarios a empresas en proceso de disolución
13/03/2013
Informe 3/2013, de 23 de enero, de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Comunidad Autónoma de Aragón
  • Más información:  Informe 2/2013, de 23 de enero, de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Comunidad Autónoma de Aragón (descarga de PDF del Gobierno de Aragón)

La cuestión principal sobre la que se pronuncia la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de Aragón en este informe es si jurídicamente resulta posible sobre la base de lo dispuesto en el artículo 173 e) del TRLCSP que una Administración pública celebre un contrato de suministro con una empresa en disolución para adquirirle bienes. Dicho artículo permite aplicar el procedimiento negociado sin publicidad en supuestos de suministros concertados en condiciones especialmente ventajosas con un proveedor que cese definitivamente en sus actividades comerciales, o con los administradores de un concurso, o a través de un acuerdo judicial o un procedimiento de la misma naturaleza.

La Junta, recuerda que la finalidad y función de cada procedimiento de contratación pública es distinta y que el procedimiento negociado sin publicidad sólo procede en situaciones tasadas, sin que quepan interpretaciones amplias de las mismas. Explica que la excepcionalidad del supuesto previsto en el artículo 173 e) TRLCSP radica en el cese de la actividad voluntaria o por circunstancias de crisis empresarial que llevan a una situación concursal o de insolvencia, y en la oportunidad para los poderes adjudicadores, por dichas circunstancias, de adquirir bienes muy ventajosamente, al querer la empresa deshacerse de sus activos. En el informe se concreta el alcance de ciertos aspectos:

  1. La referencia al concepto “proveedor” que aparece en el artículo citado equivale a cualquier empresa (privada o pública) que se encuentre en dicha situación objetiva de cese de actividad y quiera, en consecuencia, deshacerse de sus activos materiales.
  2. Conforme al TRLCSP no cabe duda de que de que podrían adquirirse como suministros por cualquier poder adjudicador los productos que distribuyese la empresa en liquidación en su actividad mercantil y que se compran con ventajas económicas especiales. La duda surge en torno a si el supuesto también abarca al material propio de segunda mano utilizado por la misma en su quehacer empresarial (ej: material oficinal), ya que del mismo esta empresa no es “proveedora”.

La Junta considera que la redacción literal del artículo 173 e) TRLCSP, al no limitar su alcance objetivo y atender fundamentalmente al hecho del cese de actividad, sí permitirá adquirir dicho material. Por el propio carácter excepcional de cese de actividad, crisis concursal o insolvencia de la empresa, no puede entenderse que en este caso exista quiebra del principio de igualdad de trato (ni de alteración del mercado), sino más bien una posibilidad de gestión eficiente de los recursos públicos al aprovechar una circunstancia excepcional de aprovisionamiento.

La Junta entiende que por la propia lógica del cese de actividad concurrirían en la empresa los requerimientos de aptitud y solvencia, pues cualquier tipo de negocio empresarial, aun en el cese, pretende recuperar parte de su inversión con la venta de sus activos.