Image
Acerca de la posibilidad de regularizar el canon anticipado de un contrato de gestión de servicios públicos, en la modalidad de concesión, una vez se conoce el volumen real de cada ejercicio
15/02/2021
Informe 14/2020, de 27 de noviembre, de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Generalitat de Catalunya (Comisión Permanente).

En respuesta a una solicitud de informe realizada por el Ayuntamiento de Santa Cristina d’Aro, la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Generalitat de Catalunya se pronuncia sobre la posibilidad de regularizar el canon anticipado de un contrato de gestión de servicios públicos, en la modalidad de concesión, para el suministro de agua potable y alcantarillado, una vez que se conoce el volumen real de metros cúbicos facturados en cada ejercicio.

El pliego de cláusulas que regula la concesión establece un canon variable en función del volumen de agua abastecida y sobre la base del canon unitario ofrecido, que ha de ser abonado a la Administración al inicio de la explotación del servicio basándose en la estimación de volúmenes futuros. Lo que plantea el citado Ayuntamiento, pues, es si la normativa sobre contratación pública permite la regularización de dicho canon a posteriori a la vista del volumen real que se acabe produciendo en cada ejercicio, tanto a favor del Ayuntamiento como de la empresa concesionaria, o si esta posibilidad opera solo a favor del Ayuntamiento como se prevé en los pliegos.

Tal y como estaba previsto en el pliego, la empresa concesionaria abonó por adelantado la totalidad del canon correspondiente a todos los años de concesión al inicio del contrato. Junto con el contrato de concesión de la explotación del servicio municipal, se firmó también un contrato administrativo de adelanto de canon, en el cual se establecía la obligación de regularización anual por parte de la concesionaria, mediante un canon complementario, cuando las desviaciones de volumen de metros cúbicos facturados fueran superiores al volumen que se ofreció. Sin embargo, no se incluyó ninguna previsión para el caso de que las desviaciones fueran a la baja.

La determinación sobre si procede o no dicha regularización corresponde al órgano de contratación en ejercicio de la prerrogativa de interpretación del contrato. Para ello, debe tomar en consideración tanto las cláusulas de los pliegos como las propias del contrato, incluyendo en este caso las del contrato administrativo de adelanto del canon, sin que sea posible realizar una interpretación de estipulaciones contractuales no previstas.

A decir de la Junta Consultiva:

“Así, una interpretación literal de esta previsión del contrato de adelanto del canon lleva a considerar que la falta de previsión de la regularización anual del canon cuando el volumen de metros cúbicos facturados es inferior a las previsiones iniciales que se incluyeron en la oferta, la cual comporta que no corresponda ningún retorno al concesionario de la cantidad anticipada, erige este canon avanzado en el pago mínimo que asume al contratista en aplicación del principio de riesgo y ventura. Dicho en otras palabras, con el canon que ofreció y abonó la concesionaria al inicio de la concesión, que fue estimado con datos de volumen de años posteriores todavía no producidos, asumió el riesgo de que se derivara del contrato una mayor onerosidad. Esta interpretación, de hecho, es más conforme con la figura contractual concesional sobre la que versa”.

Concluye, pues, que la existencia del contrato administrativo de adelanto de canon no permite efectuar una interpretación de los términos de la concesión al margen del mismo, de modo que el adelanto del canon se erige como un pago mínimo asumido por la empresa concesionaria.