Image
Exclusión de una oferta porque no es posible en el acto público proceder a su apertura con la clave de acceso entregada por el licitador.
19/12/2018
Resolución 911/2018 Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

La Resolución analiza un supuesto en que el pliego exige la presentación de las ofertas en archivos electrónicos en formato PDF comprimidos en dos ficheros en formato ZIP. El Fichero C.zip «deberá ser protegido mediante contraseña, de forma que se garantice el secreto de su contenido. La indicada contraseña será remitida simultáneamente por el licitador en sobre cerrado mediante entrega en mano (personalmente o por mensajería) o por correo certificado» en la dirección que señala el órgano de contratación.

El Tribunal admite la exclusión de una oferta porque no es posible en el acto público proceder a su apertura con la clave de acceso entregada por el licitador.

Argumenta que:

«Si tenemos en cuenta los hechos descritos en los antecedentes y en el acta del acto público realizado, resulta que por parte de la mesa de contratación se constata que no ha podido accederse a las ofertas del licitador SERVICIO DE AMBULANCIAS MÉDICAS Y URGENCIAS S.L.U (para los lotes 1 y 5) ya que la clave aportada por el indicado licitador no es correcta.

Luego la mesa de contratación ha aplicado lo dispuesto en el pliego de cláusulas administrativas que requiere la presentación tanto, de la oferta económica en un determinado formato, como de la clave de acceso correspondiente, siendo que durante el acto público de apertura de las ofertas económicas no fue posible acceder a aquella, por causa no imputable al órgano de contratación sino tal y como se ha descrito por problemas de tipo informático del recurrente, lo que lleva inevitablemente a la consecuencia jurídica aplicada por aquel, de exclusión del recurrente tal y como también establece el pliego de cláusulas administrativas.

Debe tenerse en cuenta el propio concepto de huella equivalente a clave de acceso que recoge la legislación vigente. En concreto la disposición adicional decimosexta 1 h) de la LCSP que entiende por huella electrónica de la oferta: “el conjunto de datos cuyo proceso de generación garantiza que se relacionan de manera inequívoca con el contenido de la oferta propiamente dicha, y que permiten detectar posibles alteraciones del contenido de esta garantizando su integridad”.

De tal precepto se deduce que el soporte informático de la proposición económica y la huella o clave que garantiza su integridad en el momento que se tiene que acceder al contenido de aquella (apertura pública de oferta económica) van ineludiblemente vinculados, de tal suerte que si en ese acto no es posible conocer por parte de la mesa de contratación la oferta económica porque la clave entregada por el licitador impide su acceso, tampoco se puede garantizar su integridad, si a posteriori y previamente comunicado el problema al licitador, la clave funciona.

Esta decisión no contraría la propia doctrina de este Tribunal que el recurrente alega a favor, entre otras, en la resolución 898/2016 que cita y en otras posteriores como la resolución 518/2018 en la que se concluye que: “es admisible jurídicamente excluir a un licitador si se comprueba que su proposición no se ajusta a las exigencias del PCAP o el PPT –o la forma en que se tiene que presentar de acuerdo con dichos Pliegos- siempre que esa vulneración sea patente y clara; y, se trate de una vulneración insubsanable, cuya corrección, no supondría una aclaración o corrección formal sino una alteración sustancial de la oferta presentada en perjuicio del resto de licitadores”.»