Image
ObCP - Noticias
El Ayuntamiento de Pamplona establece un decálogo para conseguir mayor eficiencia en la contratación pública.
23/05/2012
Ayuntamiento de Pamplona

 

El Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado un decálogo de reglas para la contratación pública municipal que buscan lograr la máxima eficiencia y transparencia, así como la integración de colectivos de especiales dificultades.

Pretende aumentar la eficiencia y transparencia, tanto hacia los ciudadanos como hacia los profesionales y empresarios que participan en las contrataciones y lograr la obtención de las mejores ofertas económicas, haciendo así posible emplear los recursos presupuestarios estrictamente necesarios.

 

  1.  Las contrataciones municipales se tramitarán con arreglo a los modelos de pliego tipo redactados al efecto.
  2.  Se determinará con precisión el objeto de los contrastos y los requisitos de solvencia técnica y económica.
  3. Se procederá con agilidad procedimental en el proceso de contratación.
  4. Se utilizarán predominantemente las nuevas tecnologías en las comunicaciones.
  5. Se dará preponderancia a los criterios que puedan valorarse mediante fórmulas frente a criterios subjetivos, estableciéndose un mínimo del 60% de la puntuación a otorgar según estos primeros. 
  6. Se otorgará puntuación determinante a la oferta económica utilizando fórmulas que posibiliten el reparto de todos los puntos, valoren el esfuerzo de los licitadores y otorguen la puntuación más alta a la oferta económica más barata.
  7. Se introducirán cláusulas sociales de reserva de participación o ejecución de los contratos.
  8. Se establecerán condiciones de ejecución y exigencias de carácter ambiental y social como criterios de adjudicación.
  9. Confidencialidad en la actuación de las Mesas de Contratación y presencia de al menos dos técnicos municipales especializados en la materia objeto de contratación.
  10. Únicamente se incluirá la revisión de precios de las contrataciones cuando sea potestativa, algo que deberá ser motivado.

 La Disposición desarrolla cada una de estas reglas de forma pormenorizada. Resullta destacable la exigencia de que las propuestas de adjudicaciones se realicen en el plazo máximo de un mes  desde la fecha de finalización de la recepción de ofertas  o que se enfatice en la necesidad de efectuar "una precisa definición del objeto y del precio del contrato", así como de los requisitos de solvencia  técnica y económica pues "ahondan en la mayor transparencia, la mejora del procedimiento y la consecución de ofertas más realizables y competitivas, evitando futuras modificaciones de contratos."

Además se establece como criterio general, establece que a efectos de determinar la solvencia económica el volumen exigido relacionado con el objeto de la licitación no superará el valor estimado del contrato.

Igualmente, entre otras cuestiones, contempla una serie de ejemplos de fórmulas económicas con el objetivo de que "se repartan todos los puntos, valore el esfuerzo de los licitadores y otorgue mayor puntuación a la oferta más barata".